#changeyourbageveryday Challenge

#changeyourbageveryday Challenge

Este fue un desafío personal, auto impuesto. Comenzó en Noviembre de 2016 principalmente impulsado “sin querer” por #kisito.
Esa típica frase que estoy segura ustedes han escuchado incontables veces: “para que quieres más, si no las usas todas”. Esto lo sentí de inmediato como una provocación y me salió el Barney interior y dije sin pensarlo “Challenge accepted!”.  (Barney Stinson, personaje maraavilloso de HIMYM, para los que no lo conocen).
Así que me dije a mi misma: “misma, desde hoy en adelante cambiarás tu cartera todos los días y armarás el outfit en base a ella” y para hacerlo más “interesante”, durante el mismo período quedaba estrictamente prohibido comprar una cartera nueva. Ya va a ver #kisito, que ni se le ocurra decirme una vez más en la vida que no uso mis cosas, JA! .
 
Debo decirles que esto fue bastante más complicado de lo que creí que sería (estamos de acuerdo que no es rocket science, no se lo tomen tan a pecho cuando digo “complicado”). Es todo un desafío cambiar cartera todos los días, pero sobre todo coordinar el outfit. Todas tenemos carteras regalonas a las que recurrimos como recurso rápido y seguro. Bueno, en este caso no tenía opción de repetir casi nada, así que le dediqué un poco más del tiempo habitual, la noche anterior me sentaba a  pensar que cartera sería la reina del día siguiente y a evaluar opciones de coordinación.
Fueron pasando los días, 10…20…30…40…50…60… y me entraba a ratos la desesperación y querer desistir, pero I am not a quitter! Así que seguí hasta que llegó el esperado día 100. En realidad, tenía más de 100, pero decidí que lo que quedaba sería dado de baja.
 
Más allá de la cantidad, del número que reconozco puede sonar descabellado, lo que intenté fue salir del recurso que usamos demasiado de “no tengo que ponerme”, porque chiquillas, seamos realistas, sí tenemos que ponernos, pero la mayor parte del tiempo somos cómodas y usamos lo que tenemos a mano. Por falta de tiempo, por falta de espacio (muchas cosas quedan “escondidas” o son de difícil acceso en el closet) y se nos olvida lo que tenemos.
Así mismo, como usamos siempre la misma, las regalonas mueren rápido. Me di cuenta de que tenía carteras de hace muchísimos años, en un estado impecable, por el bajo uso dada la cantidad total que tenía.
 
Cada cierto tiempo es necesario hacer un orden, revisar lo que tenemos y darle uso a lo que se pierde tras las puertas de los armarios. y si definitivamente ya no lo vas a usar, evaluar, lo vendo? lo regalo? lo reciclo?
 
Les dejo el reto del 1 al 100, les sirve también de outfit inspo!
Vayan a su clóset y desempolven “lo que no tienen”.
Estoy segura de que encontrarán un par de joyitas olvidadas.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *