30 Days Plank Challenge: 30 días de plancha!

30 Days Plank Challenge: 30 días de plancha!

Hola a Tod@s!

Cuando comencé este desafío de “30 días de plancha” mi idea en mente era decirles: “no sirve para nada”, no pierdan el tiempo y no le crean a las fotos del “antes y después”. Con esa poca fé comencé el día 1. Para hacerlo lo más justo y real posible, dejé toda mi vida “constante” o como le gustaría decir a un economista “céteris páribus”. Eso significa cero ejercicio, cero dieta, mantuve mis “hábitos” alimenticios, que consisten básicamente en comer papas fritas, chocolate blanco, pizza y Chandelle sin límites. Como saben, llevo poco más de 5 meses sin mis actividades deportivas usuales, pasé de hacer ejercicio 2 o incluso 3 veces al día a NO HACER NADA por el reposo obligado que me dieron post trombosis cerebral. 

Con este escenario comencé el día 1. 

Este fue el plan que elegí como guía.

Tengo que reconocer que los 15 segundos del primer día se me hicieron MUY fácil, pero del día 4 en adelante comencé a sufrir. A pesar de que antes de la trombosis hacía MUCHO ejercicio, consideren los meses que llevo inactiva, con NINGÚN esfuerzo físico, por lo que 30 segundos o más de plancha me tenían toda tiritona. Lo lindo del cuerpo humano es como se va acostumbrando y haciendo día a día más fuerte cuando lo sometemos a este tipo de rutina. Cada día que pasó sentía que la “meta” del día anterior era muy fácil, si sufrí con 30 segundos el día 4, para el día 14 los 30 segundos parecían un chiste.

Así sucesivamente hasta llegar al anhelado día 30 y cumplir con los 2 minutos de plancha. Lo logré! Llegué a los dos minutos, no muerta de la risa, pero mucho mejor de lo que pensé que llegaría! 

Llegado el momento de la verdad, el momento de la foto del antes y después, me llevé tremenda sorpresa.

Para poder comparar de la manera más fiel posible usé la misma ropa para la foto y la misma pose. Boté todo el aire y contraje el abdomen lo máximo posible en los dos escenarios.

Al comparar las fotos me pude dar cuenta de que el “rollito”, neumático, regalón, el que se arranca de la calza, se veía más chico!

Y esta calza es ajustada a morir!

Pueden pensar que no es un cambio importante, PERO recuerden que esto es sin mover ni un dedo extra y además haciendo CERO dieta ni régimen.

Por lo que me parece que el desafío funciona y se ven resultados.

¡Imagínense como sería si siguen una pauta de alimentación saludable y algún otro ejercicio complementario!

Como me gustó lo que vi, pienso seguir haciendo planchas diarias.

Anímense y prueben, no tienen nada que perder… sólo centímetros!

 

 

 

 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *