Aceite de Coco… ¿Sí o no?

Aceite de Coco… ¿Sí o no?

Hubo un tiempo que fui fanática del aceite de coco. Eso duró hasta que fui a la nutrióloga y me dijo “Nooooooo!!!, el aceite de coco sólo para uso cosmético”. Efectivamente, a pesar de las promesas de que, entre otras cosas, aceleraba el metabolismo, había subido de peso!… CUEC!

Nuestra relación había partido hacía meses en la cocina, seguía a un par de blogueras de comida sana, que recomendaban su uso en sus recetas así es que lo empecé a usar cuando hacía scones, queques, hasta pan tostado con aceite de coco me hacía!

Por su olor sospeché que su uso no podía quedar sólo para cocinar y tímidamente me ponía un poco en la cara y el pelo para probar como quedaba…y ahí fue el flechazo, dormía con el aceite en el pelo y luego del lavado quedaba maravilloso! (quien tiene el pelo hidratado en el verano ah? Bueno ahora ya saben qué hacer, eso si ojo con la cantidad, no hay que poner en exceso porque el pelo puede quedar grasoso), lo he usado de crema para los pies, es antibacterial así es que alivia el dolor de garganta (una cucharadita junto con el té de la mañana) y por último, ha sido participante activo en el combate contra los piojos de mis niños (esa historia merece un post dedicado con exclusividad, en el próximo les cuento cómo gané esa guerra)… en fin era una “Coco Lover” cómo dirían por ahí hasta que fui a la nutrióloga y ella en solo 2 segundos lo destrozó. Luego me mostró un gráfico de un estudio de una reconocida clínica, en donde el aceite de coco, figuraba en segundo lugar después de la manteca…así de poco sano!.  Más abajo se encontraba la mantequilla, luego el aceite de oliva y liderando los aceites sanos se encontraba el aceite de canola. Con ese gráfico terminó de romper mi corazón y tuve que decirle “NEXT!” a mi querido aceite de Coco… pero tengo que aclarar que sólo lo despedí de mis comidas.

Sucede que en palabras simples, el aceite de coco tiene muchas grasas saturadas (grasas malas), que son las que le dan a los aceites la consistencia dura cuando éste se encuentra a temperatura ambiente. Los otros tipos de grasas que tienen los alimentos son las monoinsaturadas y las poliinsaturadas que en cantidades moderadas son benéficas para la salud.

De las grasas trans, como dice la canción “Mejor no hablar de ciertas cosas…” estas son las más dañinas y en mi opinión debieran estar fuera de todas las dietas ya que son las generadoras de colesterol malo.

A continuación les dejo una tabla con la información nutricional que viene en 4 tipos de aceites:

Para hacer más fácil la comparación igualé las cantidades de los aceites líquidos (ml) y de los aceites sólidos (grs), no me atreví a llevar todo a grs o mls porque no tengo las herramientas exactas para cumplir con este fin de manera seria:

Mis conclusiones:

 

  • Aceite de Coco: sólo para cuerpo y pelo y en caso de emergencia (dolor de garganta) una cucharada en el té o café de la mañana y sentirán bastante alivio.

Mi favorito es “SoloCoco” en @solococochile . Es traído desde República Dominicana, orgánico y hecho a mano, hay varios lugares donde lo venden, sino, en el supermercado pueden encontrar otras marcas, pero son menos cremosos y bueno, si quieren uno sin olor elijan el refinado.

  • En la cocina: como la mantequilla no me gusta, cada vez que una receta dulce lleva mantequilla la reemplazo por aceite de canola eso si tengo el cuidado de poner un poco menos, por ejemplo si la receta incluye 100 gramos de mantequilla pongo unos 90 grs de aceite, dado que es más líquido se debiera necesitar menos. Puedes partir reemplazando la mitad de la mantequilla por aceite y así ir probando si te gusta y definiendo cantidades óptimas a incluir en tu receta.

En recetas saladas, jamás uso mantequilla, la reemplazo por aceite de oliva y desde hace años que los huevos revueltos del desayuno los hago usando una gota de agua.

 

  • Con respecto a la Mantequilla: elimínenla de su vida AHORA, hay cierta relaciones que es mejor no tener!

Ustedes deciden!

You may also Like

Navidad Made in Casa

Navidad Made in Casa

diciembre 12, 2017
Juguitos Detox

Juguitos Detox

septiembre 22, 2017

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *